Buscador

Lo primero, la montaña

Taghia, Montagnes Berbéres

No aprendo. A estas alturas de la película ya debería tener asumido que hay personas con las que no hay que apostar. Esto viene por no tener medida a la hora de medir el pago de favores: Mandé un mensaje a Felipe comprometiéndome a llevarlo en brazos a Taghia si me conseguía el libro de Christian Ravier dedicado y firmado y el muy cabrón no es que me lo consiga, sino que me reclama el viaje en brazos. Qué perro.

Sirva este post para pedir disculpas por mi mala educación; recibí el libro hace ya unos días y, a pesar de haber hablado con él alguna que otra vez, no me he acordado nunca de darle las gracias. Alguna vez lee este blog, así que un abrazo desde aquí.

El libro es una auténtica maravilla. Una joya elaborada con todo detalle y cariño. Quizás se me queden un poco lejos estas vías, tanto en distancia como en dificultad y compromiso, pero llama la atención el esmero con el que se puede hacer una obra como es este libro.

De verdad espero que en este quid pro quo, después del quid me perdone el quo o me lo permute por algo más llevable. Seguro que se le ocurre alguna vía de ésas en las que sabe que me voy a rilar por la patilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si crees que tienes algún dato que sirva para añadir, completar o corregir lo que aquí has leído, o simplemente te apetece dejar un saludo, añade tu comentario identificándote con tu nombre o un nick válido y colgaré esa información.
Gracias por colaborar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...